Chile registra la natalidad más baja en una década: Los efectos sociales y económicos para los próximos años

Sólo 173.920 nacimientos se registraron en todo 2023 en el país, según datos del Registro Civil. Se trata de la cifra más baja en una década, marcando una tendencia que ya se venía dando después de 2014, año en que hubo 251.011 partos. Desde entonces, la cifra no ha hecho más que disminuir, e incluso, algunas unidades de maternidad de clínicas se han cerrado o incluso, fusionado con otras áreas.

En 2021 se registraron 177.306 nacimientos, y pese a que en 2022 se quebró esa caída y fueron 189.336 los alumbramientos, el año pasado vino a confirmar una realidad: Chile está envejeciendo.

A fines de 2022, el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) presentó la conferencia “Transición demográfica y envejecimiento de la población en Chile”, donde ya alertaba sobre este este escenario de “etapa avanzada de envejecimiento demográfico”, como irreversible y de rápido avance.

El organismo proyectaba además que para este 2024, la proporción de personas mayores sería superior al porcentaje de menores de 15 años. En tanto, para el año 2026, las personas de 60 años y más superarían el 20%, lo que significaría que el país entraría en una etapa “muy avanzada” de envejecimiento poblacional. Estos aspectos representan un desafío en múltiples dimensiones, desde cómo las políticas públicas -por ejemplo, en materia sanitaria- se comienzan a repensar en atención a una población más envejecida, cómo se rediseñan los sistemas de pensiones, los destinos de la fuerza laboral o, incluso, el diseño de las ciudades. En el fondo, se debe pensar la forma en que se destinan los recursos.

https://www.emol.com/noticias/Nacional/2024/01/23/1119462/chile-2023-efectos-baja-natalidad.html